28/12/17

" PAREZCO UN OVNI " COMENTARIO ESPACIAL ACERCA DE GABRIEL JAIME CARO GAJAKA el gato naranja - noticiero poético para américa latina


" PAREZCO UN OVNI " 
COMENTARIO ESPACIAL 

ACERCA DE GABRIEL JAIME CARO GAJAKA 

Sobre su último libro de poesía LA RISA DE DEMOSTENES RARA III 



Lectura de Gabriel Jaime Caro - Gajaka - en el Central Park NY



Por Rafael Urrea 

Especial el gato naranja - noticiero poético para américa latina.


Incomprendido, candidato a ser crucificado por las multitudes de la boina y la bufanda, cual poeta asesinado, ha sobrevivido a las avalanchas del mamertismo supremo, a los señalamientos de las moralísimas que nos tienen hasta el cuello, y hasta a la hecatombe atómica de la bomba sexista de los 80s. Como algún actor escapado de Liquid Sky, que retorna a su casa después de tres días de degustar, -lo que ella tiene escondido en su cartera y que no se le muestra a nadie,-  solo después de hacerse acreedor a la reputación, que aguantara más que todos a la amanecida de rascacielo.- Así fue el Gajaka que yo conocí, o al menos el que me inventé mientras lo escuchaba en ese sabroso Bar Cubano del Village.  Después de la noche lucida, llegamos  al emblemático The Stonewall Inn, lugar de la masacre gay, donde en la madrugada del 28 de junio de 1969  en este pub ubicado en el barrio neoyorquino de Greenwich Village, la comunidad LGBT luchó contra un sistema que perseguía a los homosexuales.



En The Stonewall Inn



Asistí a una cita en el IFC La Cinemateca Newyorkina donde darían ese día una película fascinante Ixcanul del director Guatemalteco, Jairo Bustamente


En esas salas donde no caben más de 30 personas y donde cada cartel te lleva de un clásico a otro, como si el tiempo estuviera detenido en los carretes del cine, ese día podría conocer al poeta tan nombrado por toda una generación en Medellín, donde lo consideraban algo así, como un anti-profeta solitario y fugado. Si vas a NY no olvides buscar a Gajaka. Y Gajaka llegó, alegrándose de que le llevara noticias de algunos pocos poetas amigos y le hablara de mis aventuras y mis proyectos. 

Y bueno, este cosmopolita personaje, que se mueve como pez entre el agua en Manhattan, que escribe, sí, crítica de cine, hace parte de la generación de poetas latinoamericanos afianzados ya en Nueva York, me hablaba de Ricardo León Peña Villa, de su amistad, de su partida y de tantos poetas y artistas latinos y colombianos que lograron romper el encantamiento y sembraron una obra en esta ciudad, grandiosa y oscura.  Entonces, eso de hablar de Gajaka y de su obra, se lo dejo a los Neo-barrocos, o a los vividos por las páginas de Siglótica o Realidad Aparte o a los desencriptadores, para fijarme en sus versos, sus viajes por las ideas, la historia, el lenguaje.  Sus libros con los títulos  21 Poemas. La Risa de Demóstenes, rara. Orvahlo (en colaboración), El libro de los seres inútiles. El eco de este ardid. Hasta el sol de hoy ( Poemas reunidos) La Risa de Demóstenes, rara II y la Risa de Demóstenes, rara III. 

Y en estas rarezas, Gajaka me sorprendería además con su Performance de “Parezco un Ovni“, o mira mis formas de Marilyn Monroe o soy un Ovni con la boca roja. 

Son esos espacios autobiográficos, los que, de algún modo, llevan a una segura abstracción, estos versos que en ocasiones parecieran complicarnos y llevar a sin sentidos, pero sus afortunados instantes, están delimitados por mucho del personaje en su puesta en escena de la vida. Lo autobiográfico podría ser aquí inevitable, y de esta forma adquiere sentido que haya entre muchas, constantes reiteraciones, múltiples repeticiones que denotan de alguna manera la continuidad de los paisajes urbanos imaginados que propician estos laberintos de lenguaje. Presentamos aquí, al poeta Neo-berraco o el Barroco neo con una selección de sus libros LA RISA DE DEMOSTENES, rara II y LA RISA DE DEMOSTENES, rara III con fotos del anti-profeta fugado en sus recitales en Central Park y recuerdos de Ricardo León Peña Villa. 




En la librería Barco de Papel Queens NY



 De la Risa de Demóstenes Rara II 


POEMA JAIME 12 

Ahora en la Lima de Camarero, empezando los sesentas 
con buena letra O paratute. 
Jaimeeee¡, los manuales de Galach¡ O prefiere el alemán 
de dientes de cocodrilo. 
Jaimeeee!, basta, y apunta nuevamente al seis. 

”Soy Luisito Hernándezexcampeón de peso welter, y le 
dijeron: cuantas veces hemos de perdonar, y el contesto 
setenta veces siete”. 

Con dos mentes, y el otro llamado Paco, no hay batalla 
perdida, padre JunisperoSucubus entre diez y doce de la 
noche. 
Pelota de juerga Jaimeeee!... el cerebro no se puede  
moldear, pero algo se cambia en el olvido. 
 Y en los jardines de Popayán, Giovanni Quessep en su 
azul de delirios. Un idioma oral que apenas se visualiza 
en la edad de los amerindios. 



La Risa de Demóstenes Rara III 


La Estatua que solo habla tiene sus años de actuación 
Ponle 200 años. Cada país las tiene. Viudas, poetas 
Conformistas, imitadores del espasmo, amanuenses y cristeros arruinados. 

La estatua es un avaro que conserva allí sus taras que los 
niños ven a través de su locura mística. La estatua se  
Empolva la cara, aunque le cae la mierda de paloma como  
tetra, así responde, se le han ido los triunfos de los primeros tiempos. 

Parece que danzara, denuesto nos muestra sus dedos 
renacentistas, pero está casi ciega. Pobre estatua, en bronce    
Soportara el glacial con sus vínculos tiene buen 
nombre. Luce chamarra gastada de adicto, con la otra a cien  
pasos. 
La estatua ya vieja a cagandas silba con el viento: es su 

manera de notar sus desperfectos ideológicos. 

                                      

2 

El hombre, primero que todo camella, labora, guarda 
su salud, mientras prepara el combate de sus igualdades 
remotasPromiscuo, va de retro junto a ella (contra 
sonatas) abren los besos en un lugar sonoro. 

A la sazón la desazón, entre pasiones, quejas, y el mal  
sueño. Se gasta el presente, con astrolabios de mano ante el  
maestro astrofísico, o la lengua de origen que no dejan. 

Así el descreste, los años dinámicos, el remolque del gallo de 
Esculapio o el resucitado. Y si toma whiskey un hijo esquizoide  
que copia a Munch de escasos lados como un globo. 


3 

Hace días que no Escribo un poema, no es la pose la solución. 
Se lo propuso el estómago, hizo chispas, la danza de ese  
camaleónico ser con una curva demasiado ascendente. 

He escuchado la oración. ¿Qué clase de Carmelita fui? 
Es un ocaso de ese filme Cherokee, el templo carmelita, las 
mil y una noches de visitantes, larga es la vida. Así con la  
Cherokian la vida es un misterio, la prueba fiel de la muerte .
Un jazz ahora. 

Bill Evans. Tu mano derecha invento de nuevo el jazz, al 
encuentro del romántico ciclo Y te despierta del tumultuoso  
silencio. El asteroide que olvidó su licencia del asombro 
crece. 

La piel de ternera, harta conocida, el ruido inoportuno 
de la estufa del sótano, muy de lenguas romances con el 
canibalismoTu equívoco en la prueba de camaleones. 



Gajaka con el poeta Ricardo Leon Peña Villa


41  

Sin amor no hay bondad, la cara de pera dulce de mi  
amada 4175, La tierra vista desde la luna. Un partido 
de cobardes, las capillas de los primeros bellacos (Oh  
Lincon si eliminaste la esclavitud, eras un donnadie para 
 los terratenientes). ¿Señor, a quien le pasa el poder de su 
voluntad? Está escrito en su mente. 

Pero como brota la ideología, viene de cuna a la hambruna. 
¿Si la educación fue cansona e insoportable, cuando 
 llegaran las firmas de su clausura? 

Leía y leía, pero sólo para decir, he leído. La tetra a la 
metamorfosis, el instante cuando suben las gallinas al 
gallinero, y una es mi preferida. Le apostaba a una gallina 
gigante. Y para qué más en esta vida, oh amada Sancho. 

Se lamenta la tórtola toda la mañana, para que ella llegue  

a desposarse en casa nueva. Las palabras de la recién  
bienvenida. 









47 

Las visitas desesperadas para el enfermo de Alzheimer. 
El pájaro multicolor, la misma maldición. Alarmantes 
existencias allanan el peligro con la partitura musical 
subiendo con el viento en el abismo. La fórmula está lista, 
cúrese. 

4988, dicen es el fin del planeta Tierra, no son protones, ni 
IsoIsótopos, solo tendenciales fragmentos gnósticos que han 
unido a los padres de la tierra. 

Las ganas son vacuidades en el enredo tramado. Los  
tambores en la rumba, en esa época de ese umbral de época superior 
nunca con los decires, sólo con la fuerza del hombre fatídico. 

Mitologías inesperadas de cada uno, ni aún de común héroe 
se continúa tu existencia. 5054 es tu número de suerte 

que nunca gana, pero que proporciona la estadía en lo trascendental. 


 el gato naranja
noticiero poético para america latina

Director: Rafael Urrea Soto Comite editorial: Jaime Eduardo Jaramillo, Victor Gaviria, Mauricio Trujillo, Andres Quintero, Juan Diego Velasquez, Jandey Marcel Solviyerte, Carlos Calle Archila, Carlos Mario Uribe, Edgar Gonzales Quintero, Raul Gonzalez, Hector Jaime Carvajal, Leon Dario Gil, William Aguirre, Fernando Cuartas, Ulises Giraldo y Mario Armando Valencia. participan desde Buenos Aires Argentina, el poeta Juan Gomez Ossa, desde La Paz Bolivia Carlos Idrobo, desde Nueva York, Gabriel Jaime Caro, Gajaka y desde Sydney Australia, Carlos Cuellar.


Publicado por HISPANAVISTA

Seccion ZINETICA - EDICION DE DICIEMBRE 2017

ESCRIBANOS A:
hispanavista@gmail.com

WORKSHOP HISPANAVISTA

" PAREZCO UN OVNI " COMENTARIO ESPACIAL ACERCA DE GABRIEL JAIME CARO GAJAKA el gato naranja - noticiero poético para américa latina

"   PAREZCO UN OVNI  "   COMENTARIO ESPACIAL  ACERCA DE GABRIEL JAIME CARO GAJAKA   Sobre su  último  libro d...